Iglesia de San Migiel Arcangel

En un lugar alto y muy destacado se ubica la iglesia parroquial bajo la advocación de San Miguel Arcángel. Es una construcción de tres naves de igual altura que dan como resultado un espacio de planta de salón, con muros de piedra sillería de aparejo regular, cubierta de bóvedas de arista con decoración de formas y trazas barrocas y torre ubicada a los pies. La planta de ésta es cuadrada, se articula en dos cuerpos (es superior con troneras de arco de medio punto) y se remata con alero, pirámides y bolas de formas y concepción barroca. Parte obra finales del siglo XVI aunque reutiliza materiales de la anterior, seguramente de trazas románicas.

La portada se abre al muro meridional, nave de la epístola, se adelanta ligeramente al muro, es bastanteabocinada (tiene tres aquivoltas de arco apuntado), significa la línea de impostas, presenta un elevado podium y tiene todas las características de una obra tardorrománica aunque ya con escultura más cercana a los gustos y usos góticos. Son destacables los relieves de los capiteles que escenifican animales pareados y afrontados y distintos motivos vegetales.El templo se remata en la nave central en ábside de planta cuadrangular que se cubre con bóveda estrellada, los muros son de piedra sillería de aparejo regular, tiene contrafuertes prismáticos en las esquinas y los vanos son ligeramente apuntados. El conjunto de esta obra habla un lenguaje tardogótico.

El actual templo se levanta sobre lo que fuera el anterior románico del que únicamente quedan algunos lienzos de muro, la base de la torre y la portada. Con posterioridad, finales del siglo XV, se procede a la construcción del ábside y ya en época barroca sufre el templo una profunda transformación realizándose los actuales muros, los pilares de base poligonal (por tanto góticos) y las bóvedas de aristas de ladrillo, ya con motivos ornamentales de formas claramente barrocas.

En el apartado de orfebrería destacamos la cruz procesional de plata labrada, cincelada y repujada que nos brinda un cuidado repertorio de relieves y elementos decorativos del mundo renacentista.

El templo conserva también una cuidada pila bautismal cuya copa circular se decora con arcadas apuntadas y se remata en la parte superior en el habitual zarcillo, apeándose sobre base circular. Es una obra que parece de finales del siglo XII o principios del XIII.

v

Tiene cuatro retablos:
Retablo mayor (o de San Miguel Arcangel): Se trata de un retablo prechurrigueresco ejecutado hacia 1680. El nucleo central se preside con una imagen de bulto del Arcángel titular de la parroquia. En las calles laterales encontramos lienzos con las imagenes de San Pedro y San Pablo. Estos lienzos aparecen rodeados por una moldura acodillada. El entablamientoqueda roto, en su parte central, por una gran tarjeta de carácter cactácco. En el remate aparece un nicho arquitrabado, flanqueado por dos machones, en cuyo interior hallamos la imagen de un Crucificado y de una de San Juan y una Virgen. Los aletoneslaterales adaptan perfectamente la obra al marco.

Retablo del Santo Cristo: Se construye hacia 1740-1750. Es un retablo tardo-churrigeresco. Consta de banco, cuerpo de una sola calle y remate. En su arquitectura, este retablo se halla próximo a la obra de Juan Félix de Rivas. Toda la arquitectura se encuentra dorada. Estos trabajos fueron ejecutados por los maestros Melchor de Somoza y Pedro de Portela siguiendo las condiciones redactadas por Antonio Juarros en 1754 (A.H.P. Burgos. P.N. Leg. 4816/2. 1-V-1754. 11-113)

Retablo del Martirio de San Esteban: Se trata de un simple marco, ejecutado hacia 1750, en cuyo interior aparece un bello lienzo del siglo XVII con el Martirio de Protomártir.

Retablo de la Virgen del Rosario Retablo neoclásico ejecutado hacia 1810-1820. Se preside por una talla de la Virgen del Rosario incluida en un nicho. A sus lados aparecen sendas figuras de San Joaquin y Santa Ana colocadas sobre peanas. En el remate hallamos una imagen de San José.


Ermita de la Virgen de la Peña

Esta ermita con mucha devoción en el pueblo alberga a la imagen romano-gótica de la Virgen de la Peña talla de madera de finales del siglo XIII de la cual toma el nombre. El edificio ha sido re-modelado ya en tres ocasiones, siendo muy grandes los cambios realizados.

Cuentan… que manaba aceite de una peña (por eso el nombre de Virgen de la Peña), y se la puso un altar y el aceite se utilizaba para las velas, hasta que la gente del pueblo en momentos económicos malos empezaron a cogerlo y dejo de manar, y se construyó la Ermita.